Ondas de choque storz

DOBLE EFECTO REDUCTOR + REAFIRMANTE

Algunos puntos localizados del cuerpo tienden a almacenar grasa con mayor facilidad y la celulitis aparece sin hacerse esperar. Estas zonas suelen ser preferentemente las caderas, nalgas, muslos, rodillas… pero especialmente la zona de los glúteos es la que habitualmente presenta más preocupación, sobre todo en aquellos casos de vida sedentaria o simplemente porque el trabajo o los estudios exigen pasar casi todo el día sentada.

LA ENERGÍA QUE LEVANTA EL TRASERO/LOS GLÚTEOS

Se trata de una zona complicada porque toda dieta adelgazante reduce de forma proporcional el exceso de grasa de todo el cuerpo, pero esa zona localizada se mantiene con esa flacidez de los tejidos hasta perder toda la redondez.

La solución se consigue con las ondas de choque AWT by STORZ, un tratamiento efectivo y localizado, que reduce la grasa, alisa y borra la piel de naranja y por supuesto tensa los tejidos para conseguir unas nalgas levantadas y firmes.

La energía que aporta la tecnología Storz combate la flacidez del tejido conectivo, de manera que mejora la elasticidad de la piel y la revitalización del tejido.

Las ondas acústicas AWT by STORZ trabajan con una tecnología no invasiva, estimulan la microcirculación del tejido adiposo y eliminan los trastornos de la regulación metabólica para atenuar la piel de naranja típica de la celulitis.

Las ondas de choque o acústicas se trabajan con un cabezal o manípulo por toda la zona del pliegue inferior de los glúteos, insistiendo en lo alto de los muslos y remodelando toda la zona para recuperar un contorno redondeado y respingón.

La eficacia no se hace esperar y se mantiene en el largo plazo, lo que Storz Medical contrasta con la medición de los parámetros conseguidos. Los valores de elasticidad al final del tratamiento completo son de una mejora del 74% y al cabo de 3 meses muestran un aumento de la elasticidad de hasta un 105%, debido a que la energía aplicada sigue trabajando remodelando totalmente la zona.